martes, 16 de septiembre de 2014

Disfraz casero de indio



Aunque Laura cumple los años a finales de agosto, aprovechamos para celebrar su cumpleaños con sus amigos de Arco Iris en el mes de julio porque todavía quedaban bastantes amigos de su "núcleo duro".

Como su seño es muy enrollada y nos dejaba carta blanca para preparar la fiesta, las madres pensamos que sería divertido organizar una fiesta india, y allá que nos pusimos a hacer disfraces de indios para todos los niños de la clase. La decoración del cole fue cuenta de la seño y la verdad es que el resultado fue estupendo.

Nosotros hicimos los disfraces utilizando básicamente papel pinocho porque los colores eran más bonitos y alegres que los que encontramos de otros materiales. Yo os animo porque se tardan unos 10 o 15 minutos en hacer cada disfraz. Nosotras tardamos más porque, aunque éramos 3 madres haciendo disfraces, preparamos unos 20 entre los disfraces de los peques y los de las seños.

¿Qué materiales se necesitan?

- Papel pinocho de colores.
- Cartulina.
- Palillos de dientes planos.
- Cintas de colores.
- Pegamento.
- Tijeras.
- Grapadora (opcional).
- Gomets, cintas adhesivas o cualquier otro elemento para decorar.


¿Cómo se hace?

Lo primero que haremos será el tocado de plumas. Para eso utilizamos un rectángulo de cartulina y le pegamos cintas en los extremos; si el pegamento es fuerte podéis utilizarlo aunque nosotros preferimos utilizar la grapadora para asegurarnos que las cintas quedaban bien sujetas.

Para hacer las plumas, hay que utilizar el papel pinocho. Para eso hay que cortar con forma de huso u óvalo; se dobla por la mitad y se pega a los palillos de dientes. Se hacen pequeños cortes alrededor del papel para que queden más bonitos y se pegan los palillos a la cartulina aunque nosotras, después de pegar algunos
 con pegamento, recurrimos a la grapadora para
 que no se cayeran las plumas.



Para hacer el cuerpo, se coge un pliego de papel de pinocho y se dobla para hacer la medida de los hombros. Luego, se dobla sobre sí mismo para cortar las mangas.

Desdoblamos el traje y cortamos el cuello para que los niños puedan meter la cabeza. Hacemos los flecos del traje, haciendo pequeños cortes con las tijeras por todo el contorno y luego decoramos el vestido, bien con gomets, cintas adhesivas o cualquier otro elemento que tengáis en casa.

Para finalizar, nosotras hicimos también unos cinturones para ajustarles lo mejor posible los trajes a los niños. Simplemente, se trata de hacer un rectángulo con papel pinocho que deberá tener el largo suficiente para que alcance toda la cintura de los peques. Los cinturones os quedarán más bonitos si los decoráis también.

Nosotros dejamos la decoración de los cinturones a los niños que estaban en casa; quedaron muy graciosos y ellos estaban encantados de haber participado en la elaboración del disfraz.

Otro día, os enseñaré la decoración del cole para la fiesta india porque la seño se curró desde el tipi hasta un totem.




No hay comentarios:

Publicar un comentario